jueves, 10 de septiembre de 2009

Carrousel.


Subo, bajo, juego, paro...
Soy todo lo que hasta el último día tendré a mi lado.
El resto va rotando y cambiandome en algo,
por cada peca de mi cara, cuento un desengaño,
por cada surco en mi piel, un nudo atado.

12 comentarios:

Kacho dijo...

Me encanta el texto en forma, pero churri, como te aferres a que eres lo que tienes al lado, te espera una profunda e inabarcable crisis de identidad.

Es más fácil. Tú eres quien le da sentido a lo que te rodea. Sin ti, para ti, ni siquiera existiría.

P.D. Que conste que has sido tú quien me dijo que le diese.

Kacho dijo...

Y de mommento, qué solo me siento...

Stefany González dijo...

Bienvenido a esta mi humilde morada bloggera Kacho.
Creo que lo has entendido mal, precisamente el texto dice que Yo y sólo yo, soy lo más importante. El resto en la vida es todo cambiante... pero uno consigo mismo.... hasta la muerte men. Hay que quererse.

un beso y espero verte más por aqui.

pd: me ha encantado eso de "churri", jajaja

Kacho dijo...

Entendí que hay cosas pasajeras y cosas que te acompañarán para siempre y que ésas son las que te hacen ser tú.

De todos modos, la autora siempre tiene la razón y si mi interpretación es errónea, tal y como te dije, el texto es muy bonito.

Everything You Know Is Wrong dijo...

Perdon por intrometerme en este momentazo filosofal.
Uno es mucho mas burdo y no entiende de estas cosas.
Un beso para ambos.
Bonito sitio una feria para hacer fotos.

Stefany González dijo...

Kacho de todas formas, da igual...yo pienso asi, pero si cada uno lo interpreta como le da la gana acorde a sus circunstancias o forma de pensar, pues también está bien.

José Mª C. dijo...

Muy chula la foto, pero al igual que Alberto, yo me pierdo en el debate

Penélope Sierra dijo...

Es interesante tu trabajo, seguiré tus pasos

Saludos

Alberto Tallón dijo...

Como mola esto de las filosofadas compartidas. Hoy tengo un dia de esos durillos, en los que la cabeza no acaba de arrancar, me recuerda a mi vieja moto... pero me uno a la opinión que el texto es cojonudo y la foto con el capitán garfio tiene un punto muy cachondo.

Un saludo!

Stefany González dijo...

Bienvenida a mi blog Penélope
:)

Ana dijo...

La cadena comunicativa presupone una fuente que, mediante un transmisor, emite una señal a través de un canal. Al extremo del canal, el receptor transforma la señal en mensaje, pero este mensaje es todavía una forma vacía a la que el destinatario podrá atribuir significados diferentes según el código que aplique.

Me temo que eso es lo que ha sucedido.
:)
El código que voy a utilizar yo transforma esta magnífica señal ("cromo" y texto. Ambos dos!) en un mensaje que hoy hace que me saque el sombrero.

Besos y achuchones a todos los contertulios.

Stefany González dijo...

La hostia con el mensaje... jajaja