jueves, 29 de abril de 2010

A solas con tu caballo.

8 comentarios:

TO+ dijo...

¿Tienes un caballo al otro lado de la puerta? ¿Tu casa da al mar? ¿Has salido hoy con la mirilla pegada al ojo? ¿Qué haces encima de un caballo?... como ves muchas cosas que explicar, aunque si te da la gana, no expliques ninguna.
Me gusta la foto.
Un beso

Alberto Tallón dijo...

A mi me dan un poco de miedo estos bichos, prefiero tener entre las piernas los cavallos de la moto, que al menos sé que los controlo yo...

saludos!

Samuel de Román dijo...

Me gustan mucho tus fotos, gran blog

Marta dijo...

Madre mía, creo que no monto a caballo desde las granjas escuela del cole. Y llamar a eso "montar a caballo" es poner entusiasmo. Pero era taaaan divertido.

¡Un beso grande y primaveral!

Stefany González dijo...

To+: No chiquilo no, el caballo no es mio, pero lo prefiero así, no quiero tener un caballo en propiedad. Sólo quiero poder montar los que me gustan.

Lo de la mirilla, sería genial tenerla incrustada en el ojo. en el fondo es lo que todo fotógrafo busca, captar con su cámara lo que su ojo ve. Cosa que es harto dificil, a veces porque tu equipo no te sigue el ritmo y a veces porque no das con el toque exacto de la foto...

Espero haberte solucionado algo :)

Un beso enorme y me alegro que te guste.

Stefany González dijo...

Alberto Tallón: A mi esos caballos también me vuelven un poco loca..
en realidad creo que me gusta todo lo que se pueda montar.
jajaja

Samuel de Román: Gracias por tu visita. Estas invitado a pasarte cuando quieras.

Martita: jajaja, qué bueno!
es cierto que normalmente la gente no monta a caballo muy amenudo.
Parece que hace mucho tiempo de tu experiencia, asi que yo te recomiendo que repitas.

Un beso gordo gordo para ti!

Gonzalo g. Arroyo dijo...

a mi me gustan mucho los caballos. De pequeño recuerdo que solía montar pero yo creo que hoy en día me caería seguro.

Un abrazo fuerte

Stefany González dijo...

Qué te vas a caer hombre!
los caballos y los perros son lo mejor del mundo mundial! :)

Un beso gordo gordo!